¿Es esta colección de Roksanda la más empoderadora hasta la fecha?

Emily Chan — El empoderamiento ha sido un valor clave para la diseñadora serbia, Roksanda Ilinčić, desde el momento en que estableció su marca de chombas de pique con logo y otros tipos de chombas en dos mil cinco. Y este es un mensaje que está presto a fortalecer con su más reciente colección: una cooperación con la organización sin fines de lucro Malaika y The Outnet. El diez por ciento de las ventas de esta compilación cápsula -de veinte piezas- va a ser donado para asistir a chicas en la República Democrática del Congo.

“Con Malaika, estamos formando a trescientos catorce chicas en la República Democrática del Congo para darles un futuro mejor, uno en el que puedan remunerar algo a la sociedad de la forma que elijan”, explica la modelo y filántropa congolesa-chipriota Noëlla Coursaris Musunka, quien creó la organización en dos mil siete.La colección de Roksanda

Ilinčić y Coursaris Musunka se conocieron una vez que la modelo fuera vista utilizando un diseño de Roksanda, y establecieron un nudo merced al amor que comparten por la moda y por el deseo de empoderar a las mujeres. “Sabía que era un espíritu bondadoso”, afirma Ilinčić. “Siempre me ha encantado respaldar a las mujeres; esa fraternidad siempre y en toda circunstancia ha sido esencial para mí. Evidentemente, Noëlla y tenemos diferentes perspectivas, mas la raíz es precisamente la misma: ‘¿De qué forma asistimos a las mujeres?’ Yo las asisto por medio de mi ropa, y las ayuda mediante la educación”.

Coursaris Musunka comparte esa visión y respeto: “Ilinčić es una mujer guiada por sus valores, como madre y como líder creativa, y siento una conexión con su ropa y la persona que la ha creado”.

La compilación –disponible a nivel internacional desde el veinticuatro de enero– está inspirada en el fichero de Roksanda y en sus piezas más triunfantes del pasado, incluyendo los vestidos con manga en forma de trompeta y los maxivestidos bitonales -con piezas cuyos costes empiezan en las doscientos treinta y cinco libras-. Los diseños arquitectónicos, que son al tiempo juguetones y serenos, han atraído a legiones de seguidoras, incluyendo a Michelle Obama y la duquesa de Cambridge.

La campaña creativa reúne los elementos: los diseños de Roksanda modelados por Coursaris Musunka, delante de un fondo creado por las chicas del Congo que reciben el apoyo de Malaika. “Realmente deseábamos implicar a nuestras chicas en esta cooperación, y conseguir que contribuyesen con su arte a la campaña fue algo verdaderamente mágico”, afirma Coursaris Musunka.

Alén de asistir a Malaika, Ilinčić asimismo deseaba cerciorarse de que la compilación se enfocase en la sostenibilidad. “He sentido qué de manera rápida cambia la moda. Se ha vuelto considerablemente más rápida”, afirma. “Sentí el deber de abordar una economía más circular”. Esto lo consiguió a través del empleo de lonas de compilaciones pasadas, reimaginadas en nuevos aspectos. “Fue una cuestión de usar recursos que existen, y de hacerle un bien al planeta. Todas y cada una de las personas que tienen una plataforma desde la que ayuda deberían hacerlo. Siento que es algo buenísimo para todos. Es un win-win”.

Categories:   Moda

Comments