Jubilados: Leyes Que No Se Cumplen

Alrededor del 40% de los jubilados ganan menos de lo que les correspondería por ley. Necesitamos un ajuste solidario para pensionados y no para jueces y políticos.

La derogación de la ley de movilidad de pensiones y aumentos por decreto crea una gran tormenta para el gobierno de Alberto Fernández.

Ocurre que tres millones de jubilados que hicieron aportes previsionales en su fase activa de trabajo ganarán en promedio un 37% menos de lo que les correspondería si se hubiera aplicado la Ley de Movilidad, con extremos como ganancia del 11,7% para el haber mínimo y una disminución del 57,2% para los superiores.

Al mismo tiempo, describe la redistribución de recursos que representará un ahorro mensual de $ 5.586,7 millones para el estado nacional.

Los datos provienen de un análisis de la consultora Econométrica y el Centro de Economía Política Argentina, que expresaron opiniones divergentes sobre el anuncio de aumentos de pensiones realizado por el presidente Alberto Fernández, el director de ANSES, Alejandro Vanoli, y la directora de PAMI, Luana Volnovich.

El director de Econométrica, Ramiro Castiñeira, dijo que las jubilaciones «no dependen del Poder Ejecutivo sino de una ley» y que con los incrementos anunciados vamos «pasando de la reparación histórica» ​​a la «liquidación histórica».

«Independientemente de que el Congreso haya suspendido la aplicación de la ley, el juez tendrá la última palabra.

Y el juez ya ha dicho que esto es una violación a la propiedad privada», dijo el economista, y también que, si se excluyen las deudas amparadas por leyes especiales, de un universo de 6,6 millones de jubilados, hay unos 3 millones que aportaron y 3,6 millones que se unieron a través de moratorias de pensiones.

«La liquidación de pensiones por encima del mínimo entre 2002-2006 desencadenó una lluvia de demandas contra el Estado».

Tras el anuncio del gobierno del aumento a través de decretos de jubilaciones en el segundo trimestre del año -será un 2,3% más un monto fijo de $ 1,500- los abogados de jubilaciones señalan que incluso si quienes cobran los préstamos mínimos tendrán un aumento del 13%, el resto de los jubilados tendrán fuertes descuentos, entre el 5% y el 7%, para lo que ya están preparando reclamos en los tribunales.

“Con este aumento del gobierno para las jubilaciones, los haberes previsionales de 50.000 pesos perderán unos 3.000 pesos. Y una jubilación de 100.000 pesos pierde unos 7.600 pesos.

Sin duda estas personas irán ante la justicia. Son los que tienen más acceso a abogados», dice Andrea Falcone, abogada previsionalista.

En ese sentido, agregó que muchos de ellos tienen juicios en curso por los cuales tienen acceso a letrados que reclamarán. «En mi caso, tengo el primer juicio listo para presentar el lunes», dijo.

Al mismo tiempo, el abogado de pensiones Adrián Tróccoli, del estudio homónimo, advirtió que el aumento es inferior al 4% para las pensiones más altas.

«Cuando se trata de lo más bajo, no recupera lo que se perdió incluso el año pasado. Mucho menos los 20 puntos que el gobierno le había prometido en la campaña», dijo.

Y agregó: “Lo más preocupante es que esto es permanente. Lo que quiere decir que no es el caso que dure la emergencia económica, sino que quitan ese porcentaje y luego nada.

Digo más bajo porque los jubilados esperaban un aumento del 11,56% en virtud de la Ley de Movilidad. Les darán un incremento entre un 4 y un 6% si hablamos de la media. Y eso es muy poco”.

Alberto Fernández defendió el «aumento» a los jubilados y dijo a través de su cuenta de Twitter que cierta prensa quiere instalar e introducir «una falsa noción de ajuste» y difundir de manera sesgada el informe del Centro de Economía Política Argentina.

Categories:   Actualidad

Comments

Sorry, comments are closed for this item.